Ventajas e inconvenientes de los portátiles reacondicionados

Ventajas e inconvenientes de los portátiles reacondicionados

Los portátiles reacondicionados son una de las opciones más cotizadas dentro de estos productos ya que ofrecen muchas ventajas, como el ahorro, la sustitución de componentes, la garantía y la fiabilidad que ofrece un producto conocido.

En este artículo vamos a ver cuales con los pros y contras de comprar un portátil reacondicionado y ver si finalmente merece la pena comprarlo o no.

¿Qué son los productos reacondicionados?

Los reacondicionados son los productos que han sido restaurados, actualizados, limpiados y embalados para que funcionen correctamente en la parte técnica y que luzcan una apariencia similar a la de un portátil nuevo, ofreciendo las mismas características, incluyendo una garantía de 1 a 3 años.

Las técnicas de reacondicionamiento incluyen:

–              Limpieza y desempolvado del interior.

–              Sustitución de piezas desgastadas o rotas.

–              Reparación del exterior.

–              Instalación de actualizaciones.

–              Embalaje adecuado.

Y es que gracias a que muchas empresas invierten en tecnología y la actualizan cada año, los ordenadores reacondicionados están prácticamente sin usar.

Ventajas e inconvenientes de los portátiles reacondicionados

Ventajas de los portátiles reacondicionados

“Las principales ventajas de los portátiles acondicionados es su precio, que son más respetuosos con el medio ambiente y que a pesar de ser más económicos cuentan con buenas prestaciones y son fiables”, explican desde Tienda IDC, tienda online de informática de ocasión.

  • Precio mucho más económico

Si eliges el último modelos de un portátil, es muy probable que tengas que aceptar el elevado precio de comprarlo nuevo y arriesgarte a descubrir que no era lo que esperabas. Sin embargo, un modelo reacondicionado del año pasado, ya supondrá una enorme mejora respecto a uno nuevo y a la mitad de precio.

Así, la compra de ordenadores reacondicionados más antiguos y fuera del mercado te va a permitir conseguir un descuento significativo sobre el precio original. También suelen tener un precio inferior sobre el mismo modelo nuevo.

  • Son más respetuosos con el medio ambiente

Comprar un portátil reacondicionado es sinónimo de reutilización de energía antigua, en lugar de apoyar la fabricación de tecnología nueva.

Muchos de estos dispositivos están en perfecto estado y pueden liberar sustancias químicas nocivas para el medio ambiente cuando se desechan. Por lo tanto, al comprar un dispositivo reacondicionado, estarán contribuyendo a que un dispositivo eficiente siga en circulación, además de favorecer al reciclaje.

  • Son fiables

Un portátil con certificado de calidad reacondicionada tiene que haber pasado por ciertas pruebas extras. Además de instalar el instalar el SO (Sistema Operativo) y el software, también se prueban los distintos componentes del sistema para descubrir si el ordenador está en condiciones ópticas de uso o necesita de alguna reparación, para en tal caso, llevarla a cabo.

Una vez concluya este proceso, las tiendas que tengan productos electrónicos reacondicionados te ofrecerán una garantía de calidad de al menos un años, y un máximo de 3 a 5 años, dependiente el dispositivo.

Inconvenientes de los portátiles reacondicionados

No obstante, no todo son ventajas con este tipo de aparato electrónico.

  • Tienen una vida útil más corta

Cuando compras tecnología reacondicionada, es posible que tengas que cambiarla a los pocos años, de todas formas, te va a pasar lo mismo, con un producto nuevo y el rápido avance de la tecnología y la obsolescencia programada.

Bien es cierto que esto no suele un gran inconveniente, ya que la mayoría de las personas sustituye sus dispositivos electrónicos con cierta frecuencia y suelen actualizarse cada 1 o 2 años.

  • Llevan tecnología de generaciones anteriores

Los ordenadores reacondicionados de la generación anterior son precisamente eso, ordenadores, antiguos. Y eso que muchos de ellos tiene varios años pero aún más son más que aptos para ejecutar las típicas aplicaciones de una empresa o cumplir con las expectativas a nivel usuario. En ciertos casos también pueden llegar a ofrecer características mejores que un portátil nuevo del mercado de una gama estándar.

  • Son más difíciles de personalizar

Cuando obtienes un portátil nuevo, tienes la ventaja de personalizarlo para que las características se adapten mejor a tus necesidades, ya sea poniendo una mayor capacidad en el disco duro, agregando más cantidad de memoria RAM o actualizando a la última versión del sistema operativo.

Por otro lado, los portátiles reacondicionados se reparan y actualizan pero estos no disponen de mucha variedad de opciones para personalizarlos ya que los requisitos son escasos.

Los portátiles reacondicionados pueden ser mucho mejores que los nuevos, siempre y cuando los dispositivos hayan pasado por los procedimientos adecuados. Por ejemplo, si comparas un modelo nuevo de consumo con uno de clase empresarial reacondicionado, el modelo certificado es sin duda, mucho mejor.

Comprar un equipo reacondicionado puede ser de alguna forma, una compra inteligente para obtener un mayor rendimiento a un precio algo más económico que si compras el mismo equipo pero recién salido de la fábrica. Por lo tanto, ¿Merece la pena comprar un portátil reacondicionado? Si, sin ninguna duda.

Deja una respuesta